Cereales y Gluten

cereales

¿Sabías que una posible causa de no bajar de peso, es ser intolerante al gluten y no saberlo? ¿Sabías que aunque no seamos celíacos los cereales con gluten son más difíciles de digerir que los cereales sin gluten?

  • Podemos ser sensibles al gluten aunque no tengamos una intolerancia reconocida. Dejar de comerlo hará que nuestra salud mejore.
  • Muchas enfermedades comunes como problemas digestivos (hinchazón, gases, estreñimiento, diarrea), migrañas, mareos, son producidos.
  • Si somos sensibles al gluten y seguimos consumiéndolo estamos dañando tus intestinos, el hígado, el sistema inmune… y tendrás problemas de salud como fibromialgia, dolores crónicos, migrañas, ovarios poliquísticos, psoriasis, dermatitis, eccemas, estreñimiento, diarrea, hongos…

¿Qué es gluten? ¿Soy yo sensible al gluten? ¿Cómo puedo saberlo?…

El gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en diversos tipos de grano como el trigo, la cebada, la avena, el kamut, la espelta, el bulgur, el cusc-cus, el durum o la malta.

¿Qué es la enfermedad celíaca?¿Cómo se detecta?

Habitualmente la dieta “libre de gluten” se utilizaba para tratar a personas que sufrían de la enfermedad celíaca, un trastorno autoinmune del intestino delgado que se desencadena por la intolerancia o hipersensibilidad de un individuo al gluten. La enfermedad celíaca puede manifestarse en una variedad de síntomas, y si se deja sin tratar puede convertirse en otras enfermedades autoinmunes como la enfermedad de la tiroides, o incluso el cáncer. En algunos casos, las personas pueden no presentar signos o síntomas después de consumir gluten, incluso cuando el daño al intestino delgado puede estar ocurriendo.

Como dice Xevi Verdaguer, especialista en nutrición, medicina integrativa y psiconeuroinmunología, “Las pruebas convencionales no miran si tienes el gen que implica el sistema HLA del gluten: el HLA (el DQ2, DQ7 y DQ8) y mucha gente a la que se le dicen que no es celíaca, sí tiene unos niveles importantes de intolerancia, es decir, sí tiene el gen, lo que genera anemia, dermatitis, psoriasis, diabetes, hipotiroidismo, problemas de fatiga o problemas de defensas (IgA) bajas, entre otros síntomas”. Para saberlo se pueden hacer pruebas de sangre que miren estos indicadores, pruebas de intolerancias con ADN (una muestra de saliva) o siguiendo una dieta de eliminación junto con un diario de alimentos guiada por un coach nutricional.

Xevi Verdaguer añade “se debe hacer una batería de pruebas y sobre todo mirar las IgA y comprobar si genéticamente el gluten te va bien o no. Aunque no notes malestar, si genéticamente te sale intolerancia, debes dejar el gluten, porque si continúas ingiriéndolo, puedes tener todas estas enfermedades que hemos nombrado. Las vellosidades del intestino se atrofian y entonces no fabricarás DAO. El DAO (Déficit intestinal de DiAminoOxidasa) es muy importante, porque es la enzima que metaboliza la histamina que hay en algunos alimentos. Hay gente que esta enzima la tiene menos activa y eso hace que no se degraden bien los alimentos en el intestino. Es esencial, para algunos pacientes, saber qué alimentos llevan histamina y cuáles no, y hacerse la analítica del DAO. La sintomatología de las personas con esta alteración enzimática se caracteriza por migrañas, problemas gastrointestinales, problemas atópicos, fatiga, mareos y dolores crónicos. El exceso de histamina también provoca picores, rinitis o nariz tapada, que te lloren los ojos, contracturas musculares, estreñimiento, diarreas, fatiga. No es necesario que tengas todo el cuadro, pero puedes tener uno de estos síntomas o varios”.

¿Qué sintomas tiene una persona celíaca o persona intolerante o sensible al gluten?

Uno de los síntomas principales y más repetitivos son los problemas digestivos, pudiendo experimentar gases, hinchazón, diarrea e incluso estreñimiento; por lo que su eliminación de la dieta repercute directamente en una mejoría del peso y de la energía.

También se pueden experimentar mareos o sensación de estar fuera de equilibrio. A menudo se confunde el mareo con el vértigo; el mareo es la sensación en la que las personas sienten que están al borde del desmayo o ‘soponcio’ como se le conoce popularmente.

La migraña es muy usual cuando se presenta intolerancia al gluten. Las personas experimentan dolor de cabeza intenso, tanto que en algunas ocasiones no pueden seguir con sus actividades normales.

Tal vez te sorprendas pero otro síntoma es tener ‘piel de gallina’, sobretodo en la parte posterior de los brazos. Esto se debe a la deficiencia de ácidos grasos y vitamina A, y por supuesto, debido a la mala absorción de la grasa causada por daños en el intestino.

Como síntoma está también la inflamación, hinchazón o dolor en las articulaciones, así como la tendinitis. Entonces puede suceder que en algunos de los dedos, en las rodillas, la cadera o los tobillos se presenten estas irregularidades.

Es muy común también sufrir cambios de humor abrupto, sentirse  falto de energía, ansioso o incluso depresivo. En muchas ocasiones no se tienen en cuenta estos aspectos pero en realidad pueden ser más importantes de lo que parecen.

Otro de los síntomas es el desequilibrio hormonal, ovarios poliquísticos y la infertilidad. Es frecuente dejar el gluten y desaparecer los ovarios poliquísticos, hasta tal punto de volver a tener las menstruaciones y pasado un tiempo tenerlas ya reguladas cada 28 días y sin dolor.

En algunas personas es difícil de diagnosticar pero es muy factible que se experimente fibromialgia. La fibromialgia es una condición en la que el cuerpo sufre una fatiga de tipo crónico, un malestar general que no se va. Hay que estar pendiente.

Otra señal de celiaquía o intolerancia al gluten es que te diagnostiquen con alguna enfermedad autoinmune como la tiroiditis, la artritis, el lupus o la psoriasis, entre otras.

Y por último, pero no menos importante, está la pérdida de peso o anemias recurrentes. Como no se consigue absorber los nutrientes suficientes y se presentan problemas estomacales es posible que se pierda peso sin proponérselo.

Seas o no celíaco o intolerante al gluten, lo que debes saber es que los cereales que contienen la proteína del gluten son más difíciles de digerir que los cereales sin gluten. Además, se ha demostrado que la sensibilidad al gluten, aunque no se tengan los anticuerpos, es origen de enfermedades autoinmunes, alteraciones del sistema nervioso o de valores bioquímicos como anemia, problemas de fertilidad, falta de ácido fólico, manchas blancas y despigmentación en la piel o hipertransaminasas en pacientes sin sintomatología intestinal.

En caso de querer seguir una dieta sin gluten debes saber que hay cereales que no lo contienen y que los puedes comer sin miedo: el arroz (siempre mejor comerlo integral), el maíz, el trigo sarraceno, el amaranto, la polenta, la quinoa, el mijo o el teff.

En un siguiente post veremos qué alternativas tenemos a la hora de realizar nuestros platos.

Interesante,¿verdad? ¿Os sentís identificados con alguno de los síntomas?

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Fuente: Nuria Roura
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s